Ultrasonido Convencional

Esta técnica permiten detectar discontinuidades superficiales, sub-superficiales e internas, dependiendo del tipo de palpador utilizado y de las frecuencias que se seleccionen dentro de un rango que va desde 0.25 hasta 25 MHz

Ventajas:

Alto poder de penetración, el cual permite la detección de defectos bajo la superficie.

Alta sensibilidad, permitiendo la detección de defectos extremadamente pequeños.

Mayor exactitud que otros métodos no destructivos en la determinación de la posición de defectos internos, el cálculo de su tamaño, y caracterizar su orientación, forma, y naturaleza.

Solamente necesita una superficie para acceder.

La operación es electrónica que proporciona indicaciones casi instantáneas de defectos.